Banner_1_Consejo_Cuenca_Coatzacoalcos

¿Porque son importantes los consejos de Cuenca?

El agua tiene un valor económico, social y ambiental en todos los usos a los que se destina y por tanto, su análisis, administración, planificación y en general la gestión integrada de este recursos debe contemplar las relaciones existentes entre economía, sociedad y medio ambiente, en el marco geográfico de las cuencas que son los espacios físicos en donde se verifica el ciclo hidrológico. Estos principios ilustran la importancia del agua en el mundo actual.

Sin agua las especies animales y vegetales no existirían. Sin embargo, siendo un recurso natural tan importante y vital, los seres humanos parece que se empeñan en degradarlo y usarlo ineficazmente, suponiendo, por ignorancia o por inconsciencia, que se trata de un recurso natural infinito del que se puede disponer libre e ilimitadamente, pero no es así. El agua se encuentra desigualmente distribuida en el espacio y el ciclo que la produce es irregular en el tiempo. Por ello son cada vez más las regiones en las que se registra una presión creciente sobre los recursos hídricos al aumentar la población y, con ella, la contaminación del agua y la demanda de este recurso esencial para la vida. México no es la excepción. Por su clima y por sus características geográficas, económicas, sociales y demográficas, enfrenta problemas y retos de gran dimensión y complejidad para satisfacer sus necesidades hídricas y desarrollar sus potencialidades. Las regiones del centro norte del país son áridas o semiáridas y en ellas la escasez y los períodos recurrentes de sequía son mayores pero son territorios en donde se asienta una parte mayoritaria de la producción y la población mexicana. En contrapartida, en la región sureste se verifican las mayores precipitaciones pluviales y por ende se concentran ahí los mayores escurrimientos y disponibilidades de agua pero cuentan con una menor densidad demográfica.

La misión de los Consejos de Cuenca es contribuir a la mejor administración del agua; al desarrollo de la infraestructura hidráulica y a la preservación de las cuencas. Todo ello, con la imprescindible participación de la sociedad.

¿Qué es un Consejo de Cuenca?

Los Consejos de Cuenca propician la concertación de objetivos, metas, estrategias, políticas, programas, proyectos y acciones entre la autoridad federal del agua y los usuarios del agua debidamente acreditados, y grupos y organizaciones diversas de la sociedad.

Para la operación de sus actividades los Consejos de Cuenca cuentan con organizaciones auxiliares al nivel de subcuenca, microcuenca y acuífero, denominadas respectivamente: Comisiones de Cuenca, Comités de Cuenca y Comités de Aguas Subterráneas, generalmente conocidos como COTAS. Todas estas son organizaciones jerárquicamente subordinadas a los Consejos de Cuenca y se apoyan en la facultad que la propia Ley otorga a la Comisión Nacional del Agua para promover la organización de los usuarios por regiones, estados, cuencas y acuíferos, a fin de participar en la programación hidráulica.

Para instrumentar la política hidráulica de gestión integral al nivel de cuenca y facilitar y alentar la participación activa de los usuarios del agua y la presencia amplia y plural de la sociedad se han vinculado las figuras asociativas de Consejo, Comisión y Comité a territorios de macrocuenca, subcuenca y microcuenca.

Específicamente, el territorio de influencia de un Consejo es una cuenca de primer orden, también denominada macrocuenca ó un conjunto de pequeñas cuencas que se agrupan para definir y hacer viable su organización inicial y su posterior consolidación y desarrollo.

Objetivos de los Consejos de Cuenca

La organización y participación de la sociedad en Consejos, Comisiones y Comités de Cuenca responde a objetivos generales derivados de los problemas y retos asociados al agua:

 

  1. Ordenar los Diversos Usos del Agua
    En estos foros se analiza y discute cómo conciliar en cada cuenca la oferta de agua disponible con la demanda existente y qué hacer para prevenir y controlar la contaminación de las corrientes y cuerpos de agua.
  2. Saneamiento de las Cuencas, Barrancas y Cuerpos Receptores de Agua para Prevenir su Contaminación
    La contaminación atenta contra la vida, degrada el ambiente y afecta a las generaciones actuales y futuras, por ello los Consejos, Comisiones y Comités de Cuenca se proponen contribuir a su limpieza y conservación.
  3. Promover y propiciar el Reconocimiento del Valor Económico, Ambiental y Social del Agua
    Por las condiciones de escasez relativa y contaminación existentes, es imprescindible alentar en la sociedad el reconocimiento del valor del agua, como un bien económico de uso público y benéfico, al mismo tiempo que se difunde el valor e impacto social y ambiental de sus usos y aprovechamientos.
  4. Conservar y Preservar el Agua y los Suelos de las Cuencas
    La sustentabilidad del desarrollo exige cuidar los recursos naturales y especialmente el agua, para permitir que en el futuro, las próximas generaciones puedan continuar disfrutando de ella.
  5. Eficientar los Usos Actuales del Agua es un objetivo impostergable
    En la agricultura y en las ciudades hay evidencias de los desperdicios y usos ineficientes del agua.

Funciones generales y específicas de los Consejos de Cuenca.

Los Consejos de Cuenca se integran con funciones generales claramente definidas en la propia Ley, las principales son:

  • Formular y ejecutar programas que tiendan a mejorar la administración de las aguas nacionales.
  • Desarrollar la infraestructura hidráulica necesaria y, Coadyuvar en la conservación y restauración de las cuencas hidrográficas.

En un sentido más amplio y general, los Consejos de Cuenca y sus organizaciones auxiliares al nivel de subcuenca, microcuenca y acuífero son también:

  • Instancias colegiadas para prevenir y dar cauce a los conflictos asociados a la distribución y usos del agua.
  • Organizaciones plurales que se conforman para identificar, analizar, caracterizar, diagnosticar y pronosticar los problemas, situaciones, demandas y necesidades de agua en una cuenca hidrológica.
  • Foros para conciliar propósitos, sumar voluntades y recursos y definir planes y programas que tienen la finalidad de aumentar la eficacia en la gestión del agua; mejorar su administración, procurar el saneamiento de sus corrientes, cauces y cuencas, y ordenar y eficientar sus usos, manejo y aprovechamiento.

Funciones específicas de los Consejos de Cuenca:

  • Conocer y difundir los lineamientos generales de la política hidráulica nacional y regional, y proponer aquellos que reflejen la realidad del desarrollo hidráulico a corto, mediano y largo plazo, en el ámbito territorial del Consejo de Cuenca.
  • Promover la participación de las autoridades estatales y municipales, así como de los usuario y grupos interesados de la sociedad, en la formulación, aprobación, seguimiento, actualización y evaluación de la programación hidráulica de la cuenca o cuencas de que se trate en los términos de la Ley.
  • Promover la integración de comisiones de trabajo de diversa índole, que permitan analizar y en su caso, plantear soluciones y recomendaciones para la atención de asuntos específicos relacionados con la administración de las aguas, el desarrollo de la infraestructura hidráulica y de los servicios respectivos, el fomento del uso racional del agua y la preservación de su calidad.
  • Concertar con la Comisión Nacional del Agua las prioridades de uso y los demás instrumentos previstos en la programación hidráulica, conforme a lo dispuesto en la ley y su reglamento, así como los mecanismos y procedimientos para enfrentar situaciones extremas de emergencia, escasez, sobreexplotación, contaminación de las aguas o deterioro de los bienes a cargo de la Comisión.
  • Apoyar las gestiones necesarias para la concurrencia de los recursos técnicos, financieros, materiales y tecnológicos que requieran la ejecución de las acciones previstas en la programación hidráulica.
  • Participar en el desarrollo de los estudios financieros que lleve a cabo la Comisión, con objeto de determinar los montos de las contribuciones de los usuarios para apoyar la ejecución de los programas de la Comisión, que beneficien a los usuarios de la cuenca o cuencas comprendidas en el ámbito territorial del Consejo de Cuenca, y
  • Participar o intervenir en los demás casos previstos en la ley y su reglamento para los Consejos de Cuenca.

El funcionamiento y alcances de los Consejos, Comisiones y Comités de Cuenca, así como de los COTAS, por la naturaleza de sus trabajos y por la trascendencia y complejidad social de los problemas que trata, dependen de diversos factores. Destacan:

  • La Voluntad política de los gobiernos federal, estatal y municipal que participan en su creación y desarrollo.
  • La decisión y voluntad expresada por diversos sectores representativos de la sociedad de participar en los procesos de gestión del agua.
  • La dimensión y características de los problemas prevalecientes de escasez y contaminación del agua en las cuencas hidrológicas.
  • Los recursos humanos y materiales susceptibles de ser movilizados para resolver los problemas del agua en cada cuenca.

 

Estructura del Consejo

Reglas Generales de Integración Organización y Funcionamiento

Reglas Generales de Integración Organización y Funcionamiento